Barça – Chelsea: previa de las semis de #Champions

Hay momentos que no tienen marcha atrás en la mentalidad de una persona o de un grupo. Marcan un antes y un después, cambian la tendencia, provocan una inercia que marca la trayectoria. El Barça de Guardiola tiene ese momento en el Iniestazo de 2009 y hoy vuelve a sus orígenes en el mismo escenario, Stamford Brigde.

Todo barcelonista tiene este momento grabado en su memoria
 y, como ellos, los jugadores // Reuters

El gol de Andrés Iniesta significó el pase a la final de Roma y subió al Barça en el tren de la victoria. Su viaje ha perdurado en el tiempo y, de momento, nadie ha podido bajarle del vagón de los éxitos. Su rival, el Chelsea, tiene en esta eliminatoria su último tren particular para conseguir una Champions. Los Cech, Terry, Lampard y Drogba saben que esto es un ahora o nunca y no tienen nada que perder ya que no tienen el cartel de favoritos. Es precisamente el factor emocional su principal arma contra este Barça. Además, parecen encontrase especialmente cómodos con un entrenador de segundo nivel como Di Matteo una vez que se han deshecho de André Villas-Boas, frustrado en su empeños de evolucionar al equipo.

El Chelsea es el de siempre pero sus jugadores tienen unos cuantos años más y, por el contrario, el Barça es una máquina que se ha ido perfeccionando con el tiempo y que parece tener hambre de victoria inagotable. Los de Guardiola son favoritos y una de las claves será saber escaparse de un centro del campo inglés que seguro morderá hasta el límite del reglamento. Los ingleses van a plantear partidos con muy poco espacio entre líneas intentando aprovechar el músculo de Ramires y Mikel, la inteligencia de Lampard y la clase de Juan Mata, pieza fundamental la transición defensa-ataque y el hombre que le da el punto extra de talento ofensivo al equipo. Sturridge o Kalou son rápidos y le buscarán la espalda a Dani Alves constantemente. En defensa David Luiz es baja y se plantarán con una línea de cuatro con Ivanovic, Terry, Cahill y Cole. El Barça debe jugar al gato y al ratón con esta defensa, escondiendo la pelota y evitando que tengan una marca clara, cosa que hace a las mil maravillas.

Veo muy favorito al Barça pero el Chelsea es un perro viejo del que no te puedes fiar. Cuando Guardiola juega con defensa de 4, como parece que hará hoy, suele utilizar dos estrategias que no se excluyen para deshacerse de los equipos marcados por el músculo como el Chelsea: o colocar a multitud de jugadores de toque o bien abrir mucho el campo. Para Stamford Bridge creo que utilizará la primera abriendo a Iniesta a la banda izquierda y apostando por Cesc en uno de los interiores del 4-3-3. El de hoy puede ser el partido de Fàbregas. Conoce como nadie al Chelsea y, además, le tiene ganas. De todas formas, jugar a predecir a Guardiola es algo muy arriesgado así que veremos como sale el de Santpedor. Por el Chelsea arriba hay la duda de Torres o Drogba y como el marfileño llega con problemas físicos el niño intentará desgastar a la defensa del Barça a base de carreras para que Drogba aproveche su trabajo en la segunda parte. En su buen hacer luchando los balones largos de Lampard y el fútbol de Mata están las esperanzas de los ingleses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.