Madrid – Bayern: Previa de las semis de #Champions

Llegan las semis de la Champions League y soy de los que creo que Madrid y Barça van a la final sí o sí. Aguantar todo lo que seguro generará esta final será horroroso pero esperemos que valga la pena y veamos un gran partido en el Allianz Arena. Hoy os explico como veo los Madrid – Bayern y mañana lo haré con los Barça – Chelsea.


Real Madrid – Bayern de Munchen: los alemanes no son tan fieros como los pintan

Robben y Casillas son viejos conocidos // theawesite.blogspot.com

Vale sí, Robben y Ribery son muy buenos pero la defensa del Bayern no me da ninguna credibilidad. Badstuber, de momento, es un central de segundo nivel y Boateng lo será siempre. Alaba, su lateral izquierdo, no es nada del otro mundo y aunque es un jugador comprometido que puede mejorar con los años le puede superar la situación. En resumen, a poco que los depredadores de la delantera del Madrid tengan un buen día se los pueden comer con patatas. Lejos queda esta defensa de las históricas defensas alemanas.

El Madrid es superior en el centro del campo. En la sala de máquinas del partido tendremos a seis jugadores más las ayudas de las bandas y la salida de balón de las defensas (más fiable la del Madrid) y, si Mourinho no se inventa nada, tiene más calidad que el Bayern. Creo que Xabi Alonso, Khedira y Ozil superan a Gustavo, Schweinsteiger y Müller. Alonso es infinitamente mejor eje que Luis Gustavo tanto en fase ofensiva como defensiva. Sobran explicaciones. Schweinsteiger y Khedira van de una punta a otra sumándose al ataque y ayudando en la organización y aquí los alemanes ganan de lejos, Bastian es dinamismo puro pero llega justo después de arrastrar ciertos problemas físicos. Entre Ozil y Müller yo me quedo con Ozil ya que puede hacer que el Madrid controle la pelota en estos partidos y el control del balón y el tempo pueden ser claves de la eliminatoria. Müller es un jugador que aparece y desde la segunda línea de manera brillante pero no te hace tener el control del balón. También abre huecos volcándose a la banda derecha para que Robben haga la diagonal fuera hacía adentro. Si Mourinho no inventa nada, creo que tiene más material que explotar para hacer que el peso de la eliminatoria lo maneje el Madrid. Puede aparecer Kroos, que es un jugador que me encanta por sus cualidades técnicas y su visión de juego pero puede que un poco tierno para unas semifinales de Champions.

Lo dice todo el mundo pero es una verdad como un templo, el peligro del Bayern llegará por las bandas. Robben y Ribery son dos de los jugadores de banda que generan más desequilibrio del fútbol actual y Mario Gómez se está, literalmente, forrando a goles a base de pescar sus rechaces y aprovechar sus pases. Mucha gente se preocupa por las deficiencias defensivas de Marcelo e incluso apuestan por Coentrao como titular para el partido de ida. Sin negar que Marcelo puede tener problemas con Robben, a mi me preocupa mucho más Arbeloa. El de Salamanca es un jugador que destaca por su concentración, su físico y su colocación convirtiéndole en un defensa difícil de rebasar. Aún así, su último mes es preocupante demostrando que está muy por debajo de su mejor nivel. El Madrid con su nivel actual se puede permitir, incluso contra el Bayern, tener un lateral endeble defensivamente, pero no dos. La clave estará en las ayudas de los jugadores del centro del campo del Madrid y en las coberturas de los centrales. Robben y Ribery son expertos en hacer la diagonal hacia dentro y el trabajo de Khedira y Xabi Alonso es fundamental. Si llegan siempre a tiempo después del primer quiebro la mitad del trabajo está hecho. El resto es controlar las espaldas en balones profundos y que Cristiano y Di María, sobretodo el luso ya que el argentino lo hace siempre, ayuden un poco más de la cuenta. De todas formas, si Mourinho se las da de mejor entrenador del mundo, que invente alguna solución táctica para controlar a estos dos bichos.

He leído que el Bayern jugará con el factor emocional a favor pero dudo que sea así. Hoy por hoy, el Barça impone un respeto y una ascendencia en Europa increíble y, por ende, el equipo que le lleva hoy por hoy cuatro puntos de ventaja también. Además, es cierto que los alemanes contaran con la ilusión de poder jugar una final con su estadio pero el peso de la historia hace que el Real Madrid mire la Champions con otros ojos este año, los blancos necesitan la décima. Los dos factores emocionales, ganar la décima y jugar la final en el Allianz Arena, se pueden convertir a lo largo de la eliminatoria en un lastre para los equipos cuando en principio parecen dos motivaciones. Jugadores como Casillas, Alonso, Ramos o incluso Arbeloa con un mundial a las espaldas, tienen mejor cabeza que los alemanes para manejar estas emociones. Los fiascos de los madrileños en Alemania quedan ya muy lejos.

Deja un comentario